Todo apostante que aspira a ser exitoso y ganador con frecuencia debe tener muy claro los tipos de apuestas. El dinero no se tiene para derrocharlo o echarlo al bote de la basura, y cuando se trata de apostar con mucha más razón han de tenerse claros esos principios.

Entre las de mayor interés están la de hándicap, pero hay dos de este tipo de jugadas que deben conocerse bien para apostar con buen criterio. Se trata de las apuestas de hándicap europeo y del asiático. Es muy importante conocer las características y reglas de cada una de ellas, como las diferencias entre ambas.

Tipos de apuestas de hándicap

Las apuestas de hándicap son más comunes en deportes como el rugby, el tenis, el baloncesto y el fútbol. También son frecuentes en carreras, sobre todo en las de caballos. Como su nombre lo indica (desventaja), este tipo de retos de están concebidas para darle más oportunidades al apostante.

apuestas de handicap

Resulta fundamental conocer en detalle sus diferentes tipos y sus posibilidades cuando el favoritismo o superioridad de un equipo es demasiado evidente para apostar en su contra. Si tomamos como referencia el fútbol, veremos que en el europeo hay tres resultados probables ya que se incluye el empate. En cambio en el asiático se elimina la posibilidad del empate, por eso se dice que son binarias.

En un partido de fútbol el europeo busca reducir el favoritismo del mejor equipo restándole goles, lo que significa una ventaja para el equipo inferior. En el asiático como se elimina la apuesta de empate, cuando este se da incluyendo el hándicap aplicado, el apostante recupera su dinero. Es oportuno apuntar que esta seductora jugada va entre paréntesis (+1) o (-1).

Veámoslo con un ejemplo. En el europeo si apostamos a favor del equipo A, que es el favorito, con hándicap (-1) empieza perdiendo por un gol y el equipo B tendría virtualmente un gol a favor. El equipo A estará obligado a ganar por dos o más goles de diferencia para ganar el juego. Pero si el equipo A gana por un gol, empata o pierde, perdemos.

Siguiendo con el mismo ejemplo, en el hándicap asiático también el equipo A deberá ganar por dos o más goles para que ganemos la apuesta. Esta se considerará nula y se nos devolverá el dinero, si el equipo A obtiene la victoria por un gol de diferencia. Y por supuesto, si el equipo A  pierde, perdemos.

Algunas casas de apuestas ofrecen la posibilidad de jugar sin que haya empate para que exista siempre un ganador, sin importar el resultado verdadero del partido. La forma de establecer ese resultado sin empate en el hándicap europeo es ofreciendo medios puntos a algunos equipos. En un partido en el que se apuesta al equipo A (+1,5) y este pierde 3 a 2 con el equipo B, a los efectos del juego, el equipo A gana 3,5 a 3. Aunque este resultado es imposible, el apostante al equipo A con la selección de (+1,5) gana el envite.

Una de las jugadas de hándicap más populares y sencillas es la de over/under o alta/baja. Esta se incluye en lo que se llama hándicaps totales. Si vemos que en la casa de apuestas online se le asigna a un partido de fútbol 2,5 over/under, al apostar a over o alta deberán marcarse al menos 3 goles entre ambos equipos para ganar el desafío. Pero si en ese partido se marcan menos de tres goles y apostamos a over, perdemos.

Para partidos de rivales muy parejos en la modalidad asiática se ofrece una alternativa denominada draw no bet, o que el empate no es válido. Si apostamos a que el equipo A gana y este sale triunfador, obviamente ganamos. Si el equipo A pierde, ya sabemos lo que pasa. El atractivo de este tipo de juego es que si se da un empate nos devuelven el dinero apostado.

Otro de los favoritos de muchos apostantes es el asiático mixto o de doble apuesta. Si apostamos 10 al equipo A con desventaja de -0,5 y -1, eso supone que 5 euros serán apostados al -0,5 y los otros 5 euros al -1. Tales posturas se decidirán de manera independiente de acuerdo con el resultado.

Es de suma importancia tener en cuenta las diferencias entre el hándicap europeo y el asiático. El europeo ofrece tres apuestas en el caso del fútbol. Eso da la posibilidad de apostar al empate en un partido en el que no haya un notable favoritismo por alguno de los dos equipos. Pero en un partido de diferencias más evidentes se puede apostar al equipo favorito con la desventaja o a su rival con la ventaja. La opción del empate es lo que hace la diferencia entre el europeo y el asiático.

hándicap europeo asiático

Qué es hándicap

Hándicap es un término de voz inglesa, siendo su significado “desventaja”. Se refiere a la circunstancia o condición en la que se advierte tal desventaja de algo o alguien en relación con otros. En el ámbito deportivo se habla de hándicap a la desventaja impuesta a un buen participante o favorito para disminuir sus posibilidades de triunfo ante los menos favoritos.

En el ámbito de las apuestas puede decirse que lo hay positivo o negativo, aunque parezca un uso incorrecto de esa palabra. Con ambas expresiones solo se pretende expresar que el apostante puede optar, por ejemplo, entre un número mayor o menor de anotaciones o goles.

El hándicap no es otra cosa que la ampliación de posibilidades de jugadas y cuotas con resultados virtuales, otorgándole a un competidor o equipo ventaja o desventaja para darle más paridad a los equipos que se confrontan, como en el caso del fútbol o el baloncesto.

La aplicación de la ventaja o desventaja en esta variedad de jugada hace mucho más llamativas las cuotas. Incluso en aquellos casos en que se posiciona del equipo favorito. Sobre la base de la ventaja o desventaja establecida, las casas de apuestas ofrecen gran variedad de opciones como ya hemos visto, y no se limitan las jugadas a uno o dos resultados.

Algunas de estas predicciones ni siquiera tienen que ver con el resultado, sino con incidencias en el partido. En el fútbol, por ejemplo, se pueden predecir el número mayor o menor de corners o al número de tarjetas amarillas que reciban los jugadores. Estas últimas no son muy frecuentes ni las ofrecen todas las casa, pero vale la pena mencionar que existen.

El caso es que el europeo y el asiático con sus particularidades y su diversidad ofrecen al apostante muchas posibilidades de elección como un mundo dentro del mundo de las apuestas. Y en ese mundo fascinante de hándicap puede iniciarse quien quiera con mayores probabilidades de ganar, siempre que tenga presente que debe contar con mucha paciencia para analizar los probables resultados de un evento deportivo.

Para estas variadas y atractivas jugadas, bien sea en el tipo europeo o en el asiático, el apostante debe aprender cómo funciona esta clase de apuesta en todas sus modalidades. Es importante no dejarse llevar por primeras impresiones o cuotas que lucen muy tentadoras sin antes analizarlas. Los más expertos apostantes suelen recomendar que deben tenerse como una manera de estudio, sobre todo las de los hándicaps por sus muchas posibilidades y diferencias.

En cualquier caso, es de alta prioridad para el apostante aprender a escoger en qué tipo de estas apuestas puede apostar mayor cantidad de veces y arriesgar más dinero. Esta modalidad es un fascinante mundo en el que hay saber desempeñarse como un buen boxeador o un buen futbolista.

Finalmente, a manera de colofón, te dejamos cinco sugerencias acerca de las apuestas de hándicap:

  1. Primero aprender y documentarse sobre el tema.
  2. Estudiar a los favoritos.
  3. Observar detenidamente las cuotas.
  4. Hacer un seguimiento y revisión de los fallos.
  5. No obsesionarse y mucho menos abusar.

Deja una respuesta

avatar usuario blog apuestas

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los datos enviados se usaran exclusivamente para la gestión de comentarios. Puede ejercitar su derecho de acceso, rectificación y supresión de los mismos enviando un correo a info @ casas-apuestas-online.info adjuntando copia del dni.